DÍA INTERNACIONAL DEL ABOGADO. ESTATIZACIÓN DE LA ABOGACÍA, ES UNA VULNERACIÓN AL PRINCIPIO DE ADECUADA DEFENSA E IGUAL PROTECCIÓN DE LA LEY EN EL EJERCICIO DE SUS DERECHOS

Preocupación manifestó el Presidente del Colegio de Abogados, don Ignacio José Sapiaín Martínez, en el día Internacional del abogado celebrado el día 3 de febrero, debido a la verdadera estatización de la abogacía que se inició con la Defensoría Penal, le siguió la Defensoría Laboral, la Corporación de Asistencia Judicial que asume la representación de las personas ante los Tribunales de Familia y cubre parte de los juicios en materias civiles, a ello debemos sumar a la radicación de actos no contenciosos como las posesiones efectivas en organismos no jurisdiccionales, las sociedades en un día, entre otros, lo que constituye una peligrosa Estatización del servicio jurídico destinado a erradicar del sistema al verdadero abogado de ejercicio libre. Los abogados que trabajan en dichos organismos públicos no pueden ofrecer a la ciudadanía un servicio independiente, debido a que están comprometidos funcional, política y patrimonialmente con el Estado. Esas circunstancias, ponen en riesgo la IGUAL PROTECCIÓN DE LA LEY EN EL EJERCICIO de los derechos ciudadanos y la ADECUADA DEFENSA, cómo ocurre en materia penal, donde defensores, fiscales y jueces son financiados por el mismo Estado. Señaló que el único remedio posible  es seguir los ejemplos de países desarrollados con cimientos democráticos propios de un Estado de Derecho que reconozca la institucionalidad del Colegio de Abogados como órgano de derecho público independiente y autorregulado, como lo fue hasta el año 1981, oportunidad en que se derogó la Ley 4.409 que nos constituyó como tal, donde los abogados se debían a la ciudadanía llegando incluso a asumir la Defensa de las personas Privadas de Libertad ante el Consejo de Guerra, arriesgando sus vidas de modo gratuito.

Conmemoramos a todos los abogados en su día internacional, considerándolos ejemplo del derecho y el cómo los valores de justicia e igualdad social deben ser preestablecidos a través de profesionales éticamente formados para la defensa del ciudadano.