Ventana Modal con solo CSS

RECURSO DE UNIFICACIÓN, REQUISITOS DE PROCEDENCIA - RECHAZO DEL RECURSO - DISTINTAS INTERPRETACIONES SOBRE LA OBJETO DEL JUICIO – PREPARACIÓN DEL RECURSO.

La Excma. Corte Suprema en autos rol 11.586-2014 ha dictado sentencia rechazando el recurso de unificación, destacando en ella los requisitos del mismo y la importancia de la necesidad de que existan sentencias con distintas interpretaciones sobre un mismo punto de derecho que haya sido objeto del juicio: “Primero: Que de conformidad a lo dispuesto en los artículos 483 y 483-A del Código del Trabajo, el recurso de unificación de jurisprudencia procede cuando respecto de la materia de derecho objeto del juicio existen distintas interpretaciones sostenidas en uno o más fallos firmes emanados de tribunales superiores de justicia. La presentación respectiva debe ser fundada, incluir una relación precisa y circunstanciada de las distintas interpretaciones respecto del asunto de que se trate sostenidas en las mencionadas resoluciones y que haya sido objeto de la sentencia contra la que se recurre y, por último, se debe acompañar la copia fidedigna del o de los fallos que se invocan como fundamento.” y sigue en el considerando cuarto “Que dada la conceptualización que el legislador ha hecho del recurso en estudio, constituye un factor necesario para alterar la orientación jurisprudencial de los tribunales superiores de justicia acerca de alguna determinada materia de derecho “objeto del juicio”, la concurrencia de, a lo menos, dos resoluciones que sustenten distinta línea de razonamiento al resolver litigios de idéntica naturaleza, que recaigan sobre hechos homologables asentados por los jueces del fondo.”.

            La primera reflexión es que los abogados que deseamos gozar del recurso de unificación debemos PREPARARLO planteando los hechos en la demanda y contestación en términos tales que éstos puedan ser homologables a litigios de idéntica naturaleza y ya conocidos por los Tribunales Superiores de Justicia, circunstancia que nos impone la obligación de recabar la jurisprudencia pertinente antes del ingreso de la demanda o antes de la contestación. La segunda reflexión, es que esos hechos deben controvertirse y asegurarse que sean “objeto del juicio” ante los Juzgados del Trabajo y, de no acogerse el planteamiento, habrán de incluirse en el recurso de nulidad para que necesariamente sea “objeto de la sentencia”. Si se logra mantener una perfecta congruencia entre el objeto de la demanda o contestación, el objeto de la prueba, el objeto de la sentencia, el objeto del recurso de nulidad y el objeto de la sentencia que se pronuncie sobre éste último, entonces los abogados litigantes disminuirán los riesgos y procuraran aumentar las probabilidades de que sus recurso de unificación no sean rechazados.