Ventana Modal con solo CSS

CAMBIO DE SEXO, PARTIDA DE NACIMIENTO - IDENTIDAD SEXUAL PERCIBIDA - DESARROLLO DE LA PERSONALIDAD Y LA NO DISCRIMINACIÓN – APLICACIÓN DE NORMAS A SITUACIONES DE HECHO NO PREVISTAS EN ELLA - ART. 17 L. 4.808.-

La Corte de Apelaciones de Santiago en causa rol 9.901-2014 revocó la sentencia de primera instancia rectificando la inscripción de nacimiento bajo el numero 160, del año 1977, de la Circunscripción de Cardenal Caro, del Registro Civil, correspondiente a Yamilet del Carmen Villena Barrera, RUN Nº 13.200.116-2, nacida el día 8 de julio de 1975, sexo femenino, en el sentido que su nombre es Joaquín Alonso Barrera Villena, sexo masculino, fundado en que la solicitante ha sido conocida  por causas justificadas y  por más de cinco años con el nombre de “Joaquín Alonso Barrera Villena”, “quedando en evidencia que la solicitante, si bien tiene genitales femeninos, experimentó durante su vida progresivamente una identificación personal bajo el género masculino” (Considerando Segundo), para luego en el considerando Tercero razonar del siguiente modo: “Que disponiendo la ley que el nombre de una persona debe estar relacionado con su sexo, es necesario pronunciarse acerca de la modificación de éste en su indicación en la partida de nacimiento. En este caso, como aparece de la prueba aportada por la solicitante y relacionada en el motivo tercero de la sentencia en alzada, ha quedado en evidencia que no es la existencia de los órganos sexuales lo que hace a una persona sentirse e identificarse bajo un genero u otro, sino el sentimiento de identidad sexual percibido durante su desarrollo vital, que se ha probado suficientemente en autos a través de documentos provenientes de profesionales competentes y declaración de testigos, lo que se confirma con actos positivos efectuados por su parte tendientes a adaptar su cuerpo, sumado todo ello a su imagen masculina y el uso de un nombre correspondiente a ésta. Tal realidad no es posible desconocer y a objeto que pueda alcanzar el pleno desarrollo de su personalidad sin discriminación y con respeto a su vida privada como a su honra, se accederá al cambio de nombre disponiéndose asimismo el cambio de sexo en la partida de nacimiento respectiva conforme a la facultad conferida por el articulo 17 de la ley Nº 4808.”

            La sentencia de primer grado dictada por el 14º Juzgado Civil de Santiago, en causa rol V-195-2013 rechazó la solicitud voluntaria fundado en que la solicitante ha pedido cambio de nombre y de sexo, situación no regulada en el Art. 17, 18, en relación con el 31 de la Ley 4.808 y 101, 102, 103, 123, 124, 126 y 203 del DFL 2128, señalando en el considerando duodécimo: “Que en ese entendido, la Transexualidad se ha definido como ‘la discordancia entre la identidad de género de una persona y su sexo biológico’.  Sin embargo, aun en Chile no existe una ley que regule un procedimiento ni requisitos específicos para lograr un cambio de nombre y de sexo legal, siendo aplicables las ya señaladas Ley N° 4.808 sobre Registro Civil, Decreto con Fuerza de Ley N° 2128 y la Ley 17.344 que autoriza el cambio de nombres y apellidos en los casos que indica.”. Admitiendo que la situación de cambio de sexo en las partidas no es un punto regulado, reconoce las soluciones jurisprudenciales sobre éste punto: “DÉCIMO CUARTO:  Que así las cosas, no existiendo norma que regule y autorice la materia, los casos de cambio de nombre y sexo legal de las personas transexuales han quedado entregados al criterio personal de cada juez en lo civil que conoce del caso a través de la respectiva gestión voluntaria.  En ese sentido, se han dado tres soluciones jurisprudenciales: 1.-Conceder el cambio de nombre y sexo legal de manera conjunta, sin necesidad de cirugía de reasignación genital (posición minoritaria). 2.-Conceder el cambio de nombre, pero no el cambio de sexo legal, cuando no ha mediado cirugía de reasignación genital. 3.-Rechazar ambos si no ha mediado cirugía de reasignación genital.”, Para luego concluir: “DÉCIMO QUINTO: Que siguiendo diversos fallos de la I. Corte de Apelaciones, habrá esta magistratura de señalar que no es posible acceder a la solicitud de lo principal del actor, por cuanto no se ha acreditado en autos antecedentes médicos que le otorguen validez a su petición, más allá de haber sido conocido por más de 5 años con el nombre Joaquín Alonso.  En efecto, este sentenciador se encuentra conteste con aquel fundamento emanado del Servicio de Registro Civil e Identificación en cuanto a que debe existir correspondencia entre el nombre y el sexo de una persona. Fallos diversos han constatado que se han acompañado no necesariamente antecedentes que acrediten una cirugía de reasignación genital, sino informes psiquiátricos, informe del servicio médico legal, pruebas médicas que acrediten que se está en vías del cambio de sexo, todos antecedentes que en el caso de autos no se han acompañado, lo que no permite a este sentenciador fallar en el entendido que existe una “identidad de género” diversa a la forma de vestir o de llamarse, por parte del solicitante.”.-